Saltar al contenido

Equidad de género y salud ocular

Nuestro objetivo es ayudar a los colegas de la salud ocular de todo el mundo a planificar y ejecutar programas de salud ocular que tengan en cuenta las cuestiones de género, respondan a ellas y/o las transformen.

En muchos países, las mujeres no consiguen acceder a los servicios de salud ocular y a los productos de asistencia con la misma frecuencia que los hombres.
Seleccione los siguientes puntos para leer más sobre los problemas de equidad de género en la salud ocular.

La erradicación de la pobreza es uno de los mayores retos globales a los que se enfrenta el mundo en la actualidad y un requisito indispensable para el desarrollo sostenible.

La pobreza es tanto una causa como una consecuencia de la mala salud ocular. Nadie debería tener que vivir con una ceguera o una discapacidad visual evitables en el siglo XXI, cuando tenemos a mano soluciones rentables, probadas e impactantes, y sin embargo sabemos que millones de personas se las pierden.

Todos los que necesitan atención ocular pueden y deben recibirla. De los 1.100 millones de personas con pérdida de visión, el 55% son mujeres y la mayoría viven en países de renta baja y media (PRMB).

La discapacidad visual y la ceguera tienen implicaciones de gran alcance, no sólo para las mujeres afectadas, sino también para sus familias y comunidades. En los países industrializados, esto se debe en gran medida a que las mujeres viven más tiempo que los hombres, pero en los PBMI, donde las cataratas y los defectos de refracción no corregidos son los responsables de la mayor parte de la ceguera y la discapacidad visual, a menudo se debe a que las mujeres no tienen acceso a los servicios y productos de asistencia con la misma frecuencia que los hombres. En algunas partes del mundo, si las niñas son ciegas o tienen una discapacidad visual importante, les resulta casi imposible acceder a la educación.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son un llamamiento mundial para promover la equidad en reconocimiento de las disparidades existentes y la necesidad de una acción universal para eliminar estas diferencias. La salud ocular supone una importante contribución a los ODS, ya que es un medio sencillo y muy rentable de liberar el potencial humano.

Seleccione este enlace para obtener más información.

El sector mundial de la salud ocular tiene una oportunidad única de unirse y hablar con una sola voz, para reforzar la equidad de género en nuestras organizaciones y programas de forma colectiva.

Explore las secciones que aparecen a continuación: todos los enlaces han sido proporcionados gratuitamente por organizaciones homólogas de salud ocular. Si tiene preguntas sobre cómo utilizar el kit de herramientas de equidad de género, póngase en contacto con la Secretaría del Grupo de Trabajo de Equidad de Género, Louisa Syrett.