Saltar al contenido

VISIÓN 2020

VISIÓN 2020 supuso un gran cambio en la salud ocular mundial, al crear un importante foco de atención en los países y distritos donde es necesario actuar.

¿Qué era la VISIÓN 2020?

VISIÓN 2020: El derecho a la vista fue lanzado en 1999 por la Organización Mundial de la Salud y la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera. Se trató de promover:

"Un mundo en el que nadie esté innecesariamente discapacitado visual, donde aquellos con pérdida de visión inevitable puedan alcanzar su máximo potencial".

La Iniciativa Mundial se creó para:

"Intensificar y acelerar las actividades de prevención de la ceguera para alcanzar el objetivo de eliminar la ceguera evitable para el año 2020".

Trató de hacer esto por:

"Centrándose inicialmente en ciertas enfermedades que son las principales causas de ceguera y para las que existen intervenciones de probada eficacia en función de los costos".

Aspectos destacados y legado de VISIÓN 2020

Expandiendo el enfoque

La Iniciativa Global VISION 2020 se complementó y desarrolló con una serie de planes adicionales a lo largo de los años. En 2006, las partes interesadas en VISION 2020 elaboraron un plan de acción para el periodo 2006-11, que ampliaba el mandato para centrarse no solo en la eliminación de la ceguera evitable, sino para incluir la discapacidad visual, especialmente la causada por los defectos de refracción no corregidos.

Resoluciones de la Asamblea Mundial de la Salud

Además, cuatro resoluciones de la Asamblea Mundial de la Salud (2003, 2006, 2009 y 2013) reforzaron la finalidad y los objetivos de VISIÓN 2020. Las dos últimas resoluciones iban acompañadas de planes de acción de la OMS que proporcionaban más detalles sobre cómo debían alcanzarse los objetivos. También ayudaron a perfeccionar algunos de los enfoques de aplicación.

El plan de acción más reciente "Salud Ocular Universal": Un plan de acción mundial 2014 - 2019" (GAP) fue aprobado por unanimidad por los Estados Miembros en la Asamblea Mundial de la Salud de 2013 como parte de la resolución 66.4 de la AMS.

Una resolución de la Asamblea Mundial de la Salud de 2020 insta a integrar la atención oftalmológica centrada en las personas en el programa principal de salud de la CSU y a ampliar el alcance de la atención oftalmológica como cuestión integral para el desarrollo sostenible.

El objetivo a largo plazo del GAP y de VISION 2020 era el mismo: reducir la ceguera y la discapacidad visual evitables.

Día Mundial de la Vista

Un factor importante que ha conducido al éxito de VISIÓN 2020 ha sido la labor de promoción de muchas partes interesadas, incluso durante actos como el Día Mundial de la Visión.

El Día Mundial de la Vista (WSD) es un día anual de concienciación que se celebra el segundo jueves de octubre, para centrar la atención mundial en la ceguera y el deterioro de la visión.

El Día Mundial de la Visión pasó a formar parte de la IAPB en el año 2000. Se ha convertido en el principal acontecimiento anual de relaciones públicas y promoción de la salud ocular para las organizaciones de salud ocular de todo el mundo.

Movilización de fondos

En el lanzamiento de VISIÓN 2020, el objetivo era duplicar la base de financiación de las ONG. Este objetivo se ha superado: durante las dos últimas décadas, la financiación para la prevención de la ceguera y el cuidado de los ojos se multiplicó varias veces, tanto a través de fuentes gubernamentales como no gubernamentales.

Varios gobiernos de todo el mundo han aumentado la financiación de los programas de prevención de la ceguera y de atención ocular. Muchos países desarrollados apoyaron a los países en desarrollo a través de la labor de dinámicas ONG y empresas de salud ocular de diferentes países.

Gracias a los esfuerzos de la IAPB, se movilizó apoyo adicional del sector empresarial, como los programas centrados en la eliminación de la oncocercosis y el tracoma. La donación de medicamentos por parte de Merck (Mectizan - ivermectina) y Pfizer (Zithromax - azitromicina) por valor de cientos de millones de dólares para la eliminación de la oncocercosis y el tracoma, respectivamente, han sido contribuciones enormes. Estos programas han hecho posible la eliminación de estas enfermedades potencialmente cegadoras(Rao 2020).

Planes y datos nacionales

El compromiso con VISIÓN 2020 se demostró con la creación de comités y planes nacionales de VISIÓN 2020. En los primeros cinco años, 53 países elaboraron planes nacionales de VISIÓN 2020 y 78 formaron comités nacionales de VISIÓN 2020 (Rao 2020). En 2012, se habían elaborado más de 100 planes nacionales para lograr la eliminación de la ceguera evitable (Ackland, 2012).

En los últimos 20 años se han realizado muchos estudios de investigación sobre la salud ocular, tanto encuestas epidemiológicas intensivas como encuestas de evaluación rápida de la ceguera evitable (RAAB), lo que ha aumentado la calidad de los datos sobre la salud ocular disponibles para fines de promoción y planificación.

Impacto

Los datos del Grupo de Expertos en Pérdida de Visión mostraron que en 2020, se estima que 43 millones de personas eran ciegas, 295 millones tenían MSVI, 257 millones tenían VI leve y 507 eran VI de presbicia no corregida. Siguen existiendo disparidades debidas a la situación socioeconómica, la geografía y el género.

Es alentador que la prevalencia de la ceguera ajustada a la edad se haya reducido en los últimos tres decenios, pero debido al crecimiento de la población los progresos no están a la altura de las necesidades. Nos enfrentamos a enormes desafíos para evitar el deterioro de la visión a medida que la población mundial crece y envejece, ya que los servicios a menudo no están disponibles, son accesibles, aceptables o asequibles.

Es necesario que los servicios de atención de la vista se integren en el sistema de salud general para que formen parte esencial de la cobertura sanitaria universal.

Resumen

VISIÓN 2020 ha marcado una gran diferencia en la salud ocular mundial. Ha creado un enfoque importante en los países y distritos donde se necesita actuar.

Leer más...

Créditos de las fotos

Sergio Negrete, Hospital General del Estado de Gumel Jigawa