DART: impacto de tamizaje nacional con inteligencia artificial

Communications Manager
Organisation: IAPB

DART: impacto de tamizaje nacional con inteligencia artificialEn mayo de 2019 se cumplió un año desde el anuncio en el que el Ministerio de Salud de Chile, a través de su jefe de cartera el Dr. Emilio Santelices, hacía el lanzamiento de la herramienta tecnológica DART como componente fundamental de la célula de oftalmología de la estrategia nacional de Hospital Digital, facilitando el programa ministerial de tamizaje de retinopatía diabética (RD) en el sistema de salud. Esto coincidió, además, con la versión XXXIV del Congreso Panamericano de Oftalmología en Cancún, lo que posibilitó una oportunidad única de divulgación científica y de discusión en torno a las lecciones aprendidas luego del trabajo médico, tecnológico, cultural y operacional invertido por los equipos humanos involucrados en el primer despliegue a esta escala de una solución de este tipo.

Tal como se anunciaba en este boletín el 15 de mayo de 2018 en el artículo ‘Un método accesible y eficaz, en implementación en Chile para optimizar el tamizaje de Retinopatía Diabética y otras patologías’, en ese momento se comenzó a utilizar el sistema DART provisto por la organización Telediagnósticos simultáneamente en cuatro de los veintinueve Servicios de Salud (subdivisiones geográficas del Ministerio de Salud) a través de sus correspondientes 30 unidades de atención primaria oftalmológica (UAPO). El despliegue de la tecnología en los centros de atención primaria del país se incrementó progresivamente hasta llegar al estado actual, con una cobertura prácticamente total.

Los resultados de implementación del software DART como primer filtro del programa de tamizaje de RD dependiente del Ministerio de Salud de Chile, entre mayo de 2018 y mayo de 2019, son los siguientes. Se está aplicando esta tecnología en una red de 127 UAPO, en las 16 regiones del país, donde se toman retinografías a todo paciente beneficiario en control por diabetes. Los exámenes se envían por telemedicina al sistema basado en la nube para un primer informe automático por inteligencia artificial de presencia (o no evaluable; positivo) o ausencia (negativo) de RD. Luego, sólo para los casos positivos, un segundo informe es elaborado en una interfaz específica de forma asistida y remota por oftalmólogo.

De los 140.194 exámenes (de pacientes distintos) realizados, 76.261 (54,4%) fueron clasificados negativos por el sistema por no presentar RD y citados a control anual sin la necesidad de acudir a especialista. Otros 63.933 (45,6%) fueron clasificados positivos. Estos últimos pasaron a teleinforme por oftalmólogo, y de los clasificados con alteraciones: un 12,6% presentó RD no proliferativa (NP) leve, 35,4% RDNP moderada, 8,8% RDNP severa, 1,9% RD proliferativa y 9,9% edema macular clínicamente significativo. Además, 31,4% fueron clasificados como no evaluables por calidad de imagen insuficiente (principalmente asociado a cámaras retinales portátiles, no aptas para este tipo de estrategia) u opacidad de medios, muchas veces debido a cataratas u otra patología que también deberían ser derivadas a atención oftalmológica presencial.

Los resultados permiten corroborar el rendimiento de la tecnología, siendo éste coherente con lo validado originalmente y ratificándose como una herramienta efectiva de tamizaje de RD para estrategias de grandes poblaciones de pacientes diabéticos, posibilitando aumentar la cobertura del examen de fondo de ojo. Esto se origina por la reducción de la necesidad de consulta individual con especialista para los casos descartados automáticamente, concentrándose el escaso recurso oftalmológico en los pacientes de mayor cuidado. Se refuerza la necesidad de complementar el software con programas de buenas prácticas para la toma de retinografías de calidad (evitando exámenes no evaluables) e informes oportunos y precisos por oftalmólogo para casos con sospecha de alteraciones que amenazan la visión.

Esta pionera y exitosa experiencia a nivel de un sistema de salud nacional  se compartió durante el reciente congreso de la Asociación Panamericana de Oftalmología (PAAO) en varias instancias. Primero, antes del comienzo formal de las actividades, se expuso en el curso pre-congreso de Jefaturas de Enseñanza Latinoamérica en la sesión ‘Un referente ideal en el tamizaje de la retinopatía diabética’. Posteriormente, hubo dos participaciones en el simposio y curso por especialidad de prevención de ceguera. Bajo el título ‘Desafío actual en Latinoamérica: Manejo de la diabetes’ se abordó el tópico ‘Tamizaje manual y automático en la atención primaria’, mientras que bajo el título ‘Avances en la tecnología para mejorar la visión’ se tocó el tema ‘DART: Telemedicina en diabetes’. Finalmente, en la sección de retinopatía diabética de los trabajos libres seleccionados por el comité científico del congreso, se presentó ‘Reporte de resultados de tamizaje automatizado de retinopatía diabética en el servicio público de salud chileno’.

Luego de la eficiente experiencia de implementación y funcionamiento, y su amplia discusión en el congreso de la PAAO, el equipo tras esta innovación está buscando replicar el modelo de atención en el resto de la región latinoamericana, aprovechando los desafíos y objetivos en común que tienen los sistemas de salud de los distintos países. En este sentido, el llamado es a los referentes oftalmológicos y a los gestores de planes de prevención para coordinar con los impulsores de DART un trabajo conjunto a través de pilotos de prueba de concepto para adaptar esta escalable tecnología a las diferentes realidades locales y unirse pasar así a ser parte del conjunto de pioneros de la región.

Por Dr. Rodrigo Donoso