La catarata y su impacto económico

The International Agency for the Prevention of Blindness (IAPB) is an alliance of civil society organisations, corporates and professional bodies promoting eye health through advocacy, knowledge and partnerships.
Organisation: IAPB

La catarata y su impacto económicoCelebrando el Día Mundial de la Visión, cabe recordar el enorme impacto generado por las enfermedades visuales.  En el Instituto Mexicano de Oftalmología, tenemos claro que la mala visión tiene una consecuencia grave en la vida de nuestros pacientes.  Son muchas las personas que sufren por su visión, ya sea por una catarata, un error refractivo o alguna otra patología. Siendo que es la principal causa de ceguera en nuestro instituto, enfocaremos esta reseña en el impacto que la catarata tiene en nuestra población.

La catarata se define como una opacidad gradual del cristalino (el lente natural de nuestros ojos) que conduce a una mala visión y, si no se corrige, a la ceguera. Debido a varios procesos, la catarata se desarrolla con la edad, afectando principalmente a las personas de 50 años o más. Existen otras presentaciones, como la catarata que resulta de un golpe fuerte o secundaria al uso inadecuado de medicamentos. Sin embargo, la catarata relacionada con la edad es la forma más común de esta enfermedad.

Hoy en día no existen estrategias efectivas para la prevención de la catarata, siendo la cirugía el único tratamiento efectivo.  Se ha comprobado que el tabaquismo y la exposición prolongada a los rayos del sol pueden acelerar su formación, hasta ahora no hay algún método para prevenirla completamente. Afortunadamente, la cirugía de catarata es considerada un procedimiento altamente efectivo y relativamente económico.

El Grupo Internacional de Expertos en Pérdida Visual ha calculado que a nivel mundial en el año 2015 había 36 millones de personas ciegas; entre estas personas, el 86% tenía 50 años o más. El diagnóstico principal en ellos fue catarata (1).  La situación en Centroamérica (donde se incluye a México) fue similar: en 2015 existían 958 069 personas ciegas y casi 5 millones afligidas con discapacidad visual moderada a severa (2). La catarata es la principal causa de ceguera, responsable de 38% al 74% de los casos.

México es uno de los 20 países con mayor número de personas afectadas por la discapacidad visual (3) siendo objetivos, también somos de los 20 países más poblados del mundo. En 2015, había más de 2 millones y medio de personas con algún tipo de discapacidad visual. La prevalencia de ceguera varía mucho de una región a otra, del 2.1% en Chiapas al 1.5% en Nuevo León (4). La ceguera secundaria a catarata promedió un 63% en todo el país.

A medida que la población mexicana envejece, el problema de la catarata empeora.  Para 2017, México tenía una población de 127 millones de personas. Entre ellas, 9 millones tenía 65 años o más. El crecimiento esperado de esta población es de 29 millones de personas para el año 2050, lo que aumentará de manera importante el número de personas que presenten catarata.

La catarata no solamente impacta la calidad de vida de las personas.  La mala visión incapacita a las personas de manera que conseguir trabajo es difícil, y pasan a formar parte de la población económicamente inactiva.  Muchas veces, las personas deben abstenerse de trabajar para cuidar de sus familiares ciegos, lo que lleva a otro miembro de la familia a no poder generar ingresos.  El paciente ciego es más proclive a enfermar, dado su estilo de vida sedentario, edad, y otras comorbilidades, por lo que también implica un mayor gasto para el cuidado de su salud. Todos estos gastos acumulados impactan fuertemente a la economía familiar, comunal y nacional.  En el año 2013 se cuantificaron los costos económicos totales de la ceguera y la discapacidad visual en México en 595 millones de dólares anuales. Un desglose adicional cuantificó los costos de ceguera por catarata en 250 millones de dólares cada año (5).

El problema no solo lo padecemos los mexicanos, sino la mayoría de los países en vías de desarrollo.  A pesar de enormes esfuerzos a nivel global, la proporción de ceguera atribuible a catarata no ha disminuido. El gran aumento de la población, así como su envejecimiento, ha aumentado el número de personas que sufren de catarata relacionada con la edad. Estos cambios poblacionales se acelerarán en los próximos años. Se ha proyectado que para el año 2020 la ceguera afectará a casi 40 millones de personas; este número podría aumentar hasta 115 millones para el 2050.

Los números son impresionantes, pero además de los enormes costos y cifras, hay que tomar en cuenta que cada una de estas personas vive con gran dificultad y su calidad de vida se ve seriamente afectada.  La baja visión dificulta el poder reconocer el rostro de las personas disfrutar de un programa de televisión, utilizar una computadora, identificar el precio de cualquier etiqueta, cruzar la calle de manera segura, manejar un vehículo, etc.  Afortunadamente, la catarata puede curarse con una cirugía que no tarda más de treinta minutos.

Existen diversas iniciativas a nivel mundial para disminuir la carga de la ceguera.  La iniciativa VISIÓN 2020: El derecho a la visión se lanzó en 1999 con el objetivo de eliminar la ceguera evitable a nivel mundial para el año 2020.  A pesar de no haber cumplido con su meta, ha logrado enfocar a la comunidad médica en objetivos específicos que han permitido proporcionar mejores servicios a cada vez más personas.   La Organización Panamericana de la Salud decretó el Plan de acción para la prevención de la ceguera y el deterioro visual en la región americana. Este plan aboga por centros de alto volumen y la descentralización de los servicios, lo que permitiría una mayor cantidad de cirugías.

En el IMO, tenemos presente los grandes retos que la ceguera representa.  Nos esforzamos día a día por ofrecer cada vez un mayor número de cirugías de catarata para la población queretana y de nuestra región.  Solamente en los últimos 5 años, hemos logrado aumentar nuestro número de cirugías en casi 200%, realizando más de mil cirugías en el año 2018. De manera rutinaria organizamos campañas con distintos organismos del estado para brindar atención a cada vez más personas.   Tenemos claro lo impactante que es la mala visión en la calidad de vida de nuestros pacientes y trabajamos duro para proporcionar más y mejores servicios.

El impacto que tiene la catarata es enorme, para la vida l de cada una de las personas afligidas, como en el panorama financiero de la nación y del sector salud.  A medida que vayamos sumando esfuerzos, reconociendo la dimensión del problema, podremos brindar soluciones al país.  No solo podremos disminuir el impacto económico que la ceguera genera al pueblo de México, sino que podremos ayudar a mejorar la vida de nuestros seres queridos.

  1. Flaxman, S.R., et al., Global causes of blindness and distance vision impairment 1990-2020: a systematic review and meta-analysis. Lancet Glob Health, 2017. 5(12): p. e1221-e1234.
  2. The Vision Loss Expert Group. Global Vision Database Maps. 2017 [cited 23rd Dec 2017]; Available from: http://atlas.iapb.org/gvd-maps/#Causes.
  3. Bourne, R., S. Resnikoff, and P. Ackland, The Global Burden of Visual Impairment, in IAPB Vision Atlas, I. Bond, Editor. 2017, IAPB: London.
  4. Limburg, H., et al., Review of recent surveys on blindness and visual impairment in Latin America. Br J Ophthalmol, 2008. 92(3): p. 315-9.
  5. ​Deloitte, The economic cost and burden of eye diseases and preventable blindness in Mexico. 2014, Deloitte Access Economics.

Dr. Juan López Ulloa / Dr. Jaime Macías Martínez

Departamento de Segmento Anterior

Instituto Mexicano de Oftalmología, I.A.P