CBM y El Programa Visión Inician un Trabajo de Impacto en la Prevalencia de Ceguera En Bolivia

The International Agency for the Prevention of Blindness (IAPB) is an alliance of civil society organisations, corporates and professional bodies promoting eye health through advocacy, knowledge and partnerships.
Organisation: IAPB

Unos ojos de Potosi Bolivia RAAB

Las estimaciones más recientes sobre la magnitud en Bolivia de las causas de discapacidad visual confirman que existe una oportunidad única para cambiar y transformar la vida de miles de personas.

De acuerdo a los datos del estudio de ceguera evitable, (RAAB por sus siglas en inglés, desarrollado con el apoyo de SightFirst, la IAPB, CBM y todas las organizaciones que conforman el Comité Nacional de Salud Ocular), la ceguera y deficiencia visual constituyen un problema importante de salud. Se calcula que actualmente viven aproximadamente 45.547 personas con ceguera total, de las cuales 30.000. lo son por catarata.

Ya está formado un Comité Nacional de Salud Ocular, del cual el Ministerio de Salud, CBM, la Fundación Ojos del Mundo, el INO, ORBIS, la Sociedad Boliviana de Oftalmología, el Programa Visión y otras organizaciones ya son parte y se ha iniciado con el liderazgo del Ministerio de Salud del Estado Plurinacional de Bolivia y otras instituciones nacionales e internacionales que creen posible un trabajo conjunto y coordinado para cumplir el objetivo de disminuir la prevalencia de ceguera. Trabajaremos en una estrategia focalizada en colaborar para construir políticas nacionales en salud ocular y en prevenir la ceguera evitable y reforzar el compromiso de Bolivia a este respecto.

En este camino se ha tomado la decisión de aplicar la Herramienta de Evaluación de los Servicios de Atención en Salud Ocular (HESAO) con el fin de orientar las acciones, proyectos y actividades en salud ocular.

La historia del por qué el Programa Visión estima importante trabajar en Bolivia es sumamente interesante y tiene que ver con nuestra pasión y mecanismos que hemos creado en este tiempo de más de 25 años de trabajo del Programa Visión en Paraguay, en el cual hemos logrado disminuir la ceguera por catarata de forma sostenida en más de un 60%, tal como se demostró en el artículo: Review of Blindness and Visual Impairment in Paraguay: Changes Between 1999 and 2011.

En Latinoamérica, para la CBM son países prioritarios: Guatemala, Haiti y Bolivia, esto sumado a la experiencia ya obtenida por el Programa Visión y la compresión de que tenemos entornos similares al Paraguay, nos han impulsado a creer en esto y empezar esta iniciativa.

Es por ese motivo que la labor que iniciará el Programa Visión en Bolivia estará enfocada trabajar algunos aspectos que son muy importantes para hacer frente a los resultados del RAAB.

Los objetivos de nuestro programa en Bolivia consisten en una estrategia coordinada que vincula la formación de recursos humanos del gobierno y en general que tengan las competencias de operar y realizar una cirugía de catarata segura, para ello junto con CBM estamos implementando un proyecto de formación cuya innovación es fortalecer las competencias de oftalmólogos en  cirugía de catarata en un año; año en el cual se forman en los contenidos teórico-prácticos de la cirugía en SICS y en seis meses con un cirujano experto se acompaña a los jóvenes oftalmólogos a diferentes lugares a realizar cirugías de catarata.

Los recursos humanos dedicados a la Salud Ocular serán uno de los ejes fundamentales, capacitando a oftalmólogos como ya se mencionó previamente y al personal técnico-administrativo en el manejo óptimo de los pacientes, acciones que son necesarias para mejorar las estadísticas.

Un segundo aspecto de la estrategia consiste en fortalecer el modelo que propone CBM de salud ocular inclusiva, que implica que cada persona independientemente su sexo, raza, cultura, idioma, discapacidad entre otros acceda a excelentes servicios de salud ocular, trabajar con el Gobierno para que las políticas de discapacidad vinculen estrategias de acceso a derechos a la salud y permitan un acceso inclusivo a sus servicios.

Otro eje de trabajo será el de la coordinación de acciones con el Gobierno, como rector de la salud y con mayor capacidad para llegar a más pacientes, especialmente los de escasos recursos, y así también formar alianzas con la Sociedad Boliviana de Oftalmología, Universidades, instituciones gubernamentales, no gubernamentales y privadas para unir esfuerzos y disminuir la prevalencia de ceguera.

Finalmente, otro eje de trabajo que queremos implementar, y está directamente relacionado a la disminución de la prevalencia de ceguera, es la metodología que la Fundación Visión de Paraguay ha desarrollado exitosamente para este efecto. Esto se trata de cambiar paradigmas y romper tradiciones y estructuras en la detección de pacientes.

Quizás un aspecto un llamativo de todos estos proyectos y acciones consiste en cambiar la modalidad de la salud ocular con el acercamiento a los pacientes que requieren estos servicios, esto quiere decir que además de construir centros comunitarios salud ocular en los que tradicionalmente se reciben pacientes, estamos cambiando el enfoque con el trabajo de acercamiento de los promotores rurales.

Como se hace esto. A través de salidas del equipo de atención de manera regular y frecuente a determinadas zonas y con una preparación anticipada que permita que en la zona en la que se trabajará se sepa que los estarán visitando. Otra forma de hacerlo y de optimizar recursos es  emplear a promotores rurales que conocen la zona y se contactan con sus líderes, que conocen la población y en general ya saben de la existencia de personas ciegas en sus respectivas áreas.

El hecho de contar con promotores rurales que reciban un pago por traer, encontrar y devolver la vista a una persona ciega. hace que éstos busquen y lleven a los centros de atención y tratamiento, logrando salir del esquema tradicional de esperar al paciente y facilitando el cumplimiento de los objetivos establecidos.

Así como la globalización, la tecnología y el trascurrir del tiempo han cambiado los esquemas de ventas a nivel mundial, la Fundación Visión de Paraguay con su Programa Visión han entendido que lo mismo ocurre con la oftalmología. Seguir con el esquema tradicional de esperar a los pacientes en los consultorios no cambiará significativamente la prevalencia de ceguera y tampoco acercará a los pacientes que desconocen que pueden tener un tratamiento o que tienen miedo de acceder al mismo.

Se ha comprobado que hacer salidas regulares a determinadas ciudades del interior del país, contar con promotores recompensados por encontrar pacientes y trabajar con los líderes de las comunidades han sido herramientas que han ayudado a romper el esquema tradicional y llegar a pacientes que por sí solos no vendrían a nuestros consultorios.

CBM estará apoyando la implementación de un Programa Visión en Bolivia que pueda responder a los hallazgos del RAAB que son: 1) la necesidad de aumentar los buenos resultados quirúrgicos, a través de la formación de recursos humanos principalmente en cirugía de cataratas, 2) La necesidad de disminuir la prevalencia de ceguera, aumentando el acceso a la cirugía, dado que el costo no es la mayor barrera que existe para esto, sino que el miedo o el desconocimiento, situaciones que pueden ser revertidas con el trabajo de promotores rurales y las alianzas con las distintas instituciones.

En la experiencia que ha tenido la Fundación Visión a través de su Programa Visión por más de 25 años de labor, se ha demostrado que ignorar a la comunidad y al paciente es un terrible error y solo redundará en acciones de muy poco impacto en la prevalencia de ceguera.

Mi aliento para todos quienes tengan ganas de afectar la tasa de prevalencia en sus respectivas comunidades y países es instarlos a trabajar en acciones concretas que salgan de los esquemas tradicionales:

  • Alianzas de organizaciones con el Gobierno (para tener mayor alcance y compartir experiencias).
  • Involucrar a promotores rurales y líderes comunitarios en la planificación y ejecución de las actividades (se optimizan recursos y se llega a más pacientes).
  • Capacitar a recursos humanos (a oftalmólogos, en cirugía para tener mejores resultados; a promotores para detectar, explicar, convencer y ayudar en la logística con pacientes) y para que toda la comunidad sea partícipe del impacto y cambio que se puede llegar a tener.
  • Salidas periódicas a determinadas ciudades del interior donde no hay acceso a atención oftalmológica, donde con el paso del tiempo los pobladores de esas ciudades y sus alrededores vayan conociendo estas actividades y refiriendo pacientes y casos que no llegarían de manera tradicional.

CBM apoya las iniciativas que puedan fortalecer los sistemas nacionales de salud ocular, los trabajos que incluyan alianzas entre distintas instituciones, así como otras tareas de combate frontal a la ceguera como lo son la prevención de la retinopatía diabética y del prematuro, labores todas que realizarían en Bolivia, y son herramientas muy efectivas para causar un impacto positivo en la población.

Por Dr. Rainald Duerksen

autor de la foto: Unos ojos de Potosi Bolivia RAAB; Submitted by: Alexander Páez.